Схема плетения из бисера ожерелья “Azul”

Chivas vs Cruz Azul: resumen del juego y goles

Chivas y Cruz Azul regalaron un encuentro entreten >

El Rebaño hiló cinco juegos sin ganar ante una Máquina que, por contraparte, ya tiene cuatro partidos sin caer gracias, en gran parte, a la actuación de Jesús Corona.

Crónica y galería:

Se acabó el partido. Cruz Azul sacó una apretada victoria sobre Chivas y la afición se le fue encima a Luis Fernando Tena, quien no logra que arranque su equipo.

Jesús Molina se agregó para rematar de cabeza y el balón se fue apenas por un costado del arco.

Se cumplió el tiempo reglamentario. Se agregan 4 minutos.

¡Atajadón de Corona!

El portero de Cruz Azul alcanzó a meter el puño ante un remate de Hiram Mier.

¡Osote de Antuna!

Uriel quedó de frente ante Corona, pero en vez de sacar un potente tiro intentó definir de “sexto grado” y entregó el balón al portero cementero.

El Rebaño no encontró la forma de aprovechar que Cruz Azul le entregó el balón. Lusi Fernando Tena luce incapaz de darle la vuelta a un partido bien cerrado por Siboldi.

Siboldi responde y saca a Cabecita Rodríguez para darle juego a Lucas Passerini.

Último cambio de Chivas: sale Fernando Beltrán e ingresa Dieter Villalpando.

La apuesta de la Máquina es clara en la complementaria. Siboldi renunció a buscar el tercer tanto, a pesar que su equipo estaba jugando bien, y prefirió por enfriar el partido y consumir los minutos bien encerrado.

Cruz Azul se mete atrás a la espera de hilar un contragolpe con el que enfríe el partido. Chivas tiene el balón, pero no sabe cómo hacerle para causar daño.

Calderón puso a prueba a Corona con un potente tiro desde fuera del área que detuvo bien el cancerbero cementero.

La Chofis López entra al terreno de juego en lugar de Ronaldo Cisneros.

El juego se ha enfriado en los primeros minutos del reinicio. Chivas intenta retomar el balón.

Siboldi no esperará para tratar de manejar la ventaja y mandó a la cancha a Yotún y Alexis Castro por Roberto Alvarado y Santiago Giménez.

¡Macías tocó la puerta!

El refuerzo rojiblanco se hizo de un hueco cargado al costado derecho y Corona apareció para meter el guante y mandarla a tiro de esquina.

Luis Fernando Tena metió a José Juan Macías en el medio tiempo en sustitución de Jesús Angulo.

¡La falló Antuna!

El refuerzo de Chivas quedó de frente a Corona y sacó un disparo directo al cancerbero. Tenía tiempo para hacer más.

Inició la segunda mitad. Mueve Cruz Azul.

Se acabó la primera mitad. Los dos equipos han jugado bien, pero Cruz Azul aprovechó dos chispazos para irse al frente.

Se acabó el tiempo regular. El árbitro agrega 4 minutos.

¡Gol de Cruz Azul!

Adrián Aldrete le pegó de tiro libre y la puso en el ángulo.

. #NoTeLoPierdas
. 42’: ¡G⚽⚽⚽LAZOO! ¡Dónde la puso! . Adrián Aldrete cobra el tiro libre de forma magnífica y le devuelve la ventaja a la ‘Máquina’.

El juego es de ida y vuelta. Cruz Azul mandó un nuevo aviso con tiro lejano que apenas se fue por arriba.

¡Se salva Cruz Azul!

Tras un par de remates, el Cata Domínguez sacó el balón en la línea.

Tras media hora de juego, el mayor ritmo que le ha puesto Chivas lo ha llevado a dominar a la Máquina, aunque esta tiene una gran capacidad de respuesta. Se ve un buen partido en Zapopan.

El árbitro dejó ir un posible penal a favor de Chivas por un pisotón de Adrián Aldrete.

¡Gol de Chivas!

Alexis Vega cobró al costado derecho de Jesús Corona, quien adivinó, pero el balón iba con fuerza.

. #NoTeLoPierdas
. 25’: ¡G⚽⚽⚽L! Alexis Vega anota de penal; cruza su disparo y vence a Corona. Se iguala el partido.

¡Penalti a favor de Chivas!

Zancadilla sobre Uriel Antuna de Adrián Aldrete. El árbitro lo revisa en el VAR.

¡Cerca Uriel Antuna!

El refuerzo del Rebaño logró acercarse al área de Jesús Corona y disparó, pero por un costado.

Elías Hernández le mandó un gran centro al Cabecita, pero este no pudo hacer un buen contacto con el balón cuando entraba por el centro y sin marca.

Anoche hubo una reunión entre plantel, técnico y directiva para tratar de darle salida a la crisis del club.

Cerca el remate de Hiram Mier y Chivas toca la puerta de Jesús Corona.

Tras la revisión, el central dictaminó que no había ninguna falta, por lo que se dio como bueno el tanto cementero.

El árbitro revisa la jugada de la Máquina en el VAR por una posible falta sobre Angulo.

¡Gol de Cruz Azul!

Cabecita Rodríguez se hizo de un hueco por el centro del campo para sacar un potente tiro raso para poner adelante a la Máquina.

Jonathan Rodríguez hace el primero para la Máquina y mete a Chivas en problemas . #Chivas | #CruzAzul| #TuLigaMX

El Rebaño realizó cuatro cambios y salieron del once titular José Madueña, José Juan Macías, Miguel Ponce y Eduardo López.

Los del Guadalajara sorprenden con la intensidad que le están metiendo en los primeros minutos, aunque eso los hace cometer errores.

¡Comienza el partido! Mueve el balón Chivas.

Se realiza el protocolo de la Liga MX. Todo está listo en el Estadio Akron.

El equipo que usará Robert Dante Siboldi:

Así formarán ambos equipos:

Algunos números para considerar de este gran encuentro:

La alineación de Chivas para el juego de esta noche:

. Ellos son los 11 Rojiblancos que dejarán el alma por los 3️⃣ puntos vs. Cruz Azul .

¡Buenas noches, amigos de Mediotiempo!

Читайте также:  Выкройка женских трусов: основные этапы работы

Dos de los equipos más importantes en el país se cruzan esta noche en el Estadio Akron en el que está llamado a ser el mejor juego de la Jornada 6 del Clausura 2020.

Te invitamos a que sigas los pormenores de tan trascendental encuentro en nuestro tradicional minuto a minuto.

La primavera se tiñe de azul con el tono más romántico y favorecedor de la temporada

¿De qué hablamos cuando hablamos de lujo en un coche?

Compartir La primavera se tiñe de azul con el tono más romántico y favorecedor de la temporada

Suscríbete a Trendencias

Esta temporada Primavera-Verano 2020 el azul más bonito y romántico es tendencia. Se trata del “azul pitufo”, un tono elegante que tiñe muchas prendas en las diferentes colecciones de moda.

Looks minimalistas, prendas de tendencia, trajes, vestidos, camisetas, jerséis… el azul más ideal viene dispuesta a arrasar, y de hecho es ya uno de los protagonistas en el armario de las más fashionistas. Si quieres lucir a la moda antes que nadie, ya puedes hacerte con estas prendas tan sofisticadas que nos invitan a dar la bienvenida a la primavera.

Vestido corto con volumen y con magas de volantes de Zara. Su precio es de 29,95 euros.

Ideal vestido de cuerpo camisero y falda plisada y largo midi de Maje. Su precio es de 275 euros.

Sofisticado vestido blazer, una de las tendencias de esta primavera con cinturón a juego de Stradivarius. Su precio es de 35,99 euros.

Elegante traje para lucir tanto de invitada como de estilismo de trabajo. Un dos piezas de Sandro. Su precio es de blazer 325 euros y el pantalón 225 euros.

Vestido de satén azul, un modelo drapeado , de largo midi y con detalle de lazada en la cintura de Zara. Su precio es de 89,95 euros.

Blazer azul perfecta para combinar con jeans o pantalones de vestir y conseguir el perfecto look de oficina. Un modelo de Stradivarius cuyo precio es de 29,95 euros.

Mini vestido de print de flores en tonos azules con mangas abullonadas de Zara. Su precio es de 29,95 euros.

Camiseta estilo blusa bordado de cuello perkins y manga corta abullonada de Sfera. Su precio es de 29,99 euros.

Jersey de punto de canalé fino de escote en pico y manga corta de Sandro. Su precio es de 125 euros.

Mini-vestido cargado de volantes tanto en el escote como en la falda de Poète. Su precio es de 79,90 euros.

Jersey de lurex de pico y manga francesa, y detalle de dos botones dorados de Cortefiel. Su precio es de 39,99 euros.

Maxi vestido vaporoso estampado, mangas abullonadas y cintura con detalle de lazada negra de Uterqüe. Su precio es de 179 euros.

Sofisticado vestido azul “pitufo” el color de moda de esta primavera. Un diseño muy sofisticado de falda cruzada asimétrica y peplum en la cintura también asimétrico de Apparentia. Su precio es de 289 euros.

Compartir La primavera se tiñe de azul con el tono más romántico y favorecedor de la temporada

Eureka

El blog de Daniel Marín

Tres décadas de ‘un punto azul pálido’

Hay fotos icónicas y luego está la foto que el 14 de febrero de 1990 tomó la sonda Voyager 1 de la Tierra a más seis mil millones de kilómetros de distancia. La foto en sí no es nada impresionante, pero precisamente ahí radica su belleza. Nuestro planeta, junto con los miles de millones de seres humanos y otros seres vivos que vivimos en él, aparece como una pequeña mota azul en medio de la negrura del espacio. Un minúsculo, humilde e insignificante punto azul pálido (pale blue dot), como fue bautizado por Carl Sagan.

La imagen del Punto Azul Pálido procesada nuevamente (NASA/JPL-Caltech/Candy Hansen/William Kosmann/Kevin McGill).

El pequeño punto aparece justo en medio de un rayo de luz, pero, lejos de ser una señal de que nuestro planeta es importante, se trata de un simple artefacto de la óptica de la cámara de la Voyager. Otra cura de humildad. En realidad, la imagen del ‘punto azul pálido’ formaba parte de un retrato de los planetas del sistema solar. Aunque, finalmente, Mercurio y Marte se quedaron fuera de la foto de familia. Mercurio por encontrarse demasiado cerca del Sol y Marte por ser muy débil.

Una de las Voyager antes del lanzamiento (NASA).

La Voyager 1 había abandonado el plano de la eclíptica tras su sobrevuelo de Saturno en noviembre de 1980. A pesar de que seguía —y sigue— recabando datos sobre el viento solar y la heliosfera, su misión principal como sonda planetaria había terminado. Su posición por encima del plano de las órbitas de los planetas le permitía obtener una foto de conjunto de los principales cuerpos del sistema solar. Esta situación peculiar la había alcanzado como resultado del paso cercano de Titán, la por entonces enigmática luna de Saturno. El sobrevuelo modificó dramáticamente la trayectoria de la Voyager 1, provocando que abandonase la eclíptica. La NASA no tenía fondos para enviar a las dos Voyager a explorar otros mundos más allá de Saturno, así que decidió «sacrificar» la exploración de Plutón —sí, Plutón era uno de los posibles objetivos de la misión— por parte de la Voyager 1 a cambio de un sobrevuelo que pasase cerca de Titán. Por su parte, y después de su paso por Saturno en 1981, la Voyager 2 continuó hacia Urano y Neptuno, planetas que sobrevoló en 1986 y 1989, respectivamente.

Читайте также:  Новогодняя елочка в экостиле из палочек

Sonda Voyager (NASA).

Precisamente, ya en 1981 Carl Sagan, junto con parte del equipo que había participado en la creación de los discos de oro de las Voyager, comenzó a presionar a la NASA y a los encargados de la misión para llevar a cabo esta sesión fotográfica. Gracias a la serie Cosmos, hoy en día todo el mundo asocia a Sagan con las Voyager, pero en realidad Sagan tuvo un papel muy marginal en el proyecto (colaboró con el equipo de la cámara y, por supuesto, fue el principal impulsor de la iniciativa del disco de oro de las Voyager, a su vez continuación del mensaje grabado en la placa de las Pioneer 10 y 11; sin embargo, no era investigador principal de ningún instrumento ni ocupaba un papel relevante en la jerarquía de la NASA). Para Sagan, tomar una imagen de la Tierra desde «fuera» —o sea, desde el exterior del sistema solar— serviría para que la humanidad tomase conciencia de nuestro insignificante lugar en el cosmos y de la necesidad de superar las pueriles diferencias que nos autoimponemos como barreras para hacer de este mundo un lugar mejor. Si la legendaria imagen de la «cánica azul» (blue marble) de la Tierra que tomó el Apolo 17 puso de relieve la fragilidad y belleza de nuestro planeta, esta fotografía iría más allá: además de bello y frágil, nuestro planeta es una pequeña mota en medio de la nada.

Plataforma de instrumentos de la Voyager con la cámara de pequeño angular en primer plano (el cilindro más largo). Encima se ve la cámara de gran angular (NASA).

Muchas otras sondas podían captar la Tierra desde millones de kilómetros de distancia como un simple punto —y, de hecho, lo siguen haciendo—, pero lo importante era el contexto. Sagan sabía que lo que hacía única una imagen así era que iba a ser tomada por un emisario de la humanidad que había sido enviado fuera del sistema solar. Sin embargo, Sagan no lo tuvo fácil y su idea se topó con mucha más resistencia de la esperada. Algunos de los investigadores principales de las Voyager y la cúpula de la NASA no veían con muy buenos ojos usar una nave extremadamente cara para tomar una serie de imágenes sin ningún valor científico. Sí, aunque parezca mentira, la imagen del punto azul pálido estuvo a punto de ser cancelada por que era ‘poco interesante’ (seguramente, el peso de los egos de los encargados de la misión jugó un papel nada despreciable en esta resistencia a la idea de Sagan; recordemos que, pese a su enorme fama y renombre, Sagan no tenía ni voz ni voto en el programa Voyager). Con el fin de darle un contenido científico a la propuesta y facilitar que fuese aprobada, el científico principal de las Voyager, Ed Stone, insistió en que las imágenes se usaran para estudiar la luz zodiacal y analizar la distribución de materia interplanetaria. Lamentablemente, en 1987 la Voyager 1 tomó varias imágenes del cinturón de asteroides para estudiar la distribución de polvo interplanetario en un intento de sondear la viabilidad de la idea de Sagan. Desgraciadamente, no detectó nada. ¿Por qué repetir un experimento que no había dado resultados?

Las dos cámaras de las Voyager recibían el nombre de ISS: Imaging Science Subsystem (NASA).

La principal crítica a la idea de Sagan y su equipo es que la sensible cámara Vidicon de la Voyager 1 —en realidad eran dos, una de gran angular y otra de pequeño angular— podría estropearse si se acercaba demasiado al Sol. El temor hubiera sido razonable de no ser porque la cámara ya no se iba a usar más después del sobrevuelo de Saturno. Otro inconveniente era el gasto de combustible y el coste: movilizar el equipo de la sonda para tomar la serie de imágenes no saldría gratis, aunque, evidentemente, el precio era insignificante en comparación con el presupuesto de la misión. Poco a poco, todas las posibles pegas fueron desapareciendo, aunque no sabemos si la propuesta hubiera salido adelante sin el decidido apoyo de Sagan, quien por entonces estaba en el zenit de su fama como divulgador científico. La NASA aceptó tomar la imagen después del encuentro de la Voyager 2 con Neptuno en 1989, ya que no quería que este pequeño proyecto interfiriese con el trabajo de los investigadores. No obstante, fue necesaria la intervención directa del administrador de la NASA Richard Truly para que la propuesta fuese aprobada en firme. Y es que Sagan y su equipo tenían prisa. El generador de radioisótopos (RTG) de la Voyager 1 cada vez producía menos electricidad. Si esperaban demasiado, era posible que no quedase potencia suficiente para activar la cámara, grabar las imágenes en la cinta magnética y mandarlas a la Tierra.

Perspectiva del sistema solar desde la Voyager 1 y las imágenes tomadas. El ángulo con respecto a la eclíptica es de unos 32º (NASA/JPL).

Una vez recibida la autorización, las investigadoras Candy Hansen (del JPL) y Carolyn Porco (Universidad de Arizona) calcularon los tiempos de exposición necesarios para cada planeta según las características de la cámara de la Voyager 1. Porco, que se había unido al equipo de la cámara de la Voyager en 1983, había tenido la misma idea que Sagan de forma independiente sin saber que Carl estaba promoviendo la idea. En 1988 Porco se enteró de la propuesta de Sagan y se sumó a la misma. Posteriormente, sería la encargada de la cámara ISS de la sonda Cassini y llevaría a cabo su propio ‘punto azul pálido’ desde la órbita de Saturno.

Читайте также:  Схема плетения из бисера браслета "Зарина"

El retrato de familia de la Voyager 1 en 1990 (NASA/JPL).

El cálculo de exposiciones era fundamental para evitar que los planetas se viesen borrosos o que no se distinguiesen entre el negro del espacio. Curiosamente, esta tarea era bastante complicada porque existía cierta incertidumbre con respecto al albedo de cada planeta en las longitudes de onda de los filtros de la cámara de las Voyager. Se decidió no fotografiar a Mercurio por estar demasiado cerca del Sol. De acuerdo con la base científica de la propuesta, la sonda fotografiaría las zonas cercanas al Sol para estudiar la distribución de partículas interplanetarias, pero, por seguridad, usaría el menor tiempo de exposición posible (1/200) y las imágenes se tomarían con el filtro de metano (el más oscuro). En estas condiciones, Mercurio era invisible. Hansen y Porco calcularon que, desde la Voyager 1, la Tierra y Venus tendrían un tamaño aparente 1,4 y 1,3 píxeles respectivamente. Sin embargo, ambos planetas ocuparían menos espacio (0,12 píxeles en el caso de la Tierra) al verse como crecientes desde la posición de la Voyager (aunque, lógicamente, la nave no podría resolver la forma de los planetas). La icónica fotografía de la Tierra se obtuvo a partir de tres fotografías de 0,72, 0,48 y 0,72 segundos de exposición con los filtros azul, verde y violeta (que a veces se denomina ‘azul’ en alguna documentación), respectivamente. La Luna era demasiado débil para que se pudiese distinguir como un objeto separado.

Los seis planetas vistos por la Voyager 1 en 1990 (Venus, Tierra, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno) (NASA/JPL).

El Sol ocupaba 3,3 píxeles en la cámara de gran angular y 40 píxeles en la de pequeño angular. Por su parte, Marte no pudo fotografiarse porque los encargados de la misión se dieron cuenta demasiado tarde de que el planeta se vería muy débil a través de los filtros de color de la cámara. Cuando fueron conscientes del fallo ya se había planificado al detalle la secuencia de instrucciones para realizar las fotografías. Modificarla hubiese supuesto un retraso inaceptable, así que el planeta rojo se quedaría fuera del retrato, aunque se fotografiaría la zona en la que se hallaba de todas formas. La cámara no tendría ningún problema en captar Júpiter y Saturno, que ocupaban un píxel aproximadamente, pero Urano y Neptuno eran tan débiles que las imágenes requerirían quince segundos de exposición, por lo que saldrían ligeramente movidos por culpa del movimiento de rotación la nave.

El retrato de familia del sistema solar de la Voyager 1, sin Mercurio y Marte (NASA).

Finalmente, la vieja nave activó su cámara el 14 de febrero de 1990. Tras calentar las dos cámaras durante tres horas, la plataforma de instrumentos se movió para apuntar hacia los planetas siguiendo la secuencia prevista: primero captó Neptuno, luego Urano, seguido de Marte, el Sol, Júpiter, la Tierra y Venus. Sesenta imágenes en total. La imagen de la Tierra se tomó a las 04:48 UTC. 34 minutos después, y una vez cumplida su misión, la cámara de la Voyager 1 se apagó para siempre. No obstante, hubo que esperar al 1 de mayo de 1990 para que la Voyager transmitiese a la Tierra las últimas imágenes del retrato.

Pese a los esfuerzos de relaciones públicas de la NASA, las fotografías tuvieron un modesto impacto entre el público. Al fin y al cabo, solo eran seis imágenes de pequeños puntos borrosos en medio de un fondo negro. Habría que esperar a 1994, cuando Sagan publicó su libro Un punto azul pálido: Una visión del futuro humano en el espacio para que se volviesen realmente famosas, en especial la foto de la Tierra. La fotografía de nuestro planeta pasó a ser parte del legado de nuestra especie y un símbolo de lo lejos, literalmente, que hemos llegado. Pese a todo, tres décadas después la humanidad no ha aprendido la principal lección de la imagen del punto azul pálido, más bien todo lo contrario. Una imagen que nos recuerda que todos los humanos habitamos el mismo planeta diminuto y frágil; y que las diferencias políticas o culturales son insignificantes y ridículas comparadas con la inmensidad del espacio.

La Tierra vista como un punto azul pálido por la Voyager 1 en 1990 (NASA/JPL).

Echemos otro vistazo a ese puntito. Ahí está. Es nuestro hogar. Somos nosotros. Sobre él ha transcurrido y transcurre la vida de todas las personas a las que queremos, la gente que conocemos o de la que hemos oído hablar y, en definitiva, de todo aquel que ha existido. En ella conviven nuestra alegría y nuestro sufrimiento, miles de religiones, ideologías y doctrinas económicas, cazadores y forrajeadores, héroes y cobardes, creadores y destructores de civilización, reyes y campesinos, jóvenes parejas de enamorados, madres y padres, esperanzadores infantes, inventores y exploradores, profesores de ética, políticos corruptos, superstars, «líderes supremos», santos y pecadores de toda la historia de nuestra especie han vivido ahí… sobre una mota de polvo suspendida en un haz de luz solar.

Ссылка на основную публикацию